Blogia
Repiso Libros

Autores

Fundación José Saramago en la red

Fundación José Saramago en la red
(fotografía de Antonio Acedo)

Recibimos, y difundimos, este correo de nuestra querida Pilar del Rio:

Queridos amigos,
Para conmemorar el primer aniversario de la Fundación José Saramago lanzamos la página oficial. Todavía no es lo que será, pero ya tenemos aquí el arranque y un enlace con el blog. A partir de la semana que viene cada día irá creciendo, se irán colgando textos, fotos, películas, testimonios, hechos y dichos. Y tendrá movimiento, música y un poquito de color, no demasiado, que queremos que el color lo pongáis vosotros, con vuestros ánimos diversos y vuestras demostradas capacidades... ¿No dicen los escritores que los libros los acaban los lectores cuando los leen y los integran? Pues lo mismo con las nuevas tecnologías, así que ánimo y a acabar la página.
Se admiten sugerencias y piropos (cuando el trabajo esté terminado)
En cualquier caso, ya sabéis que aquí, en esta dirección, hay amigos. Y un motón de proyectos.
Para los lisboetas o los aventureros de los viajes, la fiesta de cumpleaños, el día 10, en el Teatro San Carlos: será un homenaje a Jorge de Sena, habrá música, poesía y doctas palabras. No habrá copa, pero bueno, eso como el color, lo ponéis vosotros y todos tan contentos.
Lo dicho: esto es un acto de presencia, la página total vendrá en unos días, pero vosotros ya podéis poner en favoritos esta dirección, que acabado el trabajo, será la misma. En "favoritos" o incluso en el corazón, donde más os guste y sea más fácil de pinchar.
Besos para todas. Y todas, que nadie se puede quedar fuera.
Pilar
Este es el enlace:
Podéis pasarlo a todo el mundo, queremos millones de entradas diarias... Por lo menos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pentagrama poético: poesía chilena musicalizada.

Leo en El País de hoy, sobre la existencia de la web Pentagrama Poético, iniciativa del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Es interesante visitarlo, y es bastante lo que allí encuentras. A mi me han gustado, entre otras cosas, dos interpretaciones de poema de Neruda: A callarse en versión de Julieta Venegas, y Farewell en versión de Joaquín Sabina (entra en poetas/Neruda y encontrarás estas y otras varias versiones).

A callarse

Ahora contaremos doce
y nos quedamos todos quietos.
Por una vez sobre la tierra
no hablemos en ningún idioma,
por un segundo detengámonos,
no movamos tanto los brazos.

Seria un minuto fragante,
sin prisa, sin locomotoras,
todos estaríamos juntos
en una inquietud instantánea.

Los pescadores del mar frío
no harían dañó a las ballenas
y el trabajador de la sal
miraría sus manos rotas.

Los que preparan guerras verdes,
guerras de gas, guerras de fuego,
victorias sin sobrevivientes,
se pondrían un traje puro
y andarían con sus hermanos
por la sombra, sin hacer nada.

No se confunda lo que quiero
con la inacción definitiva:
la vida es solo lo que se hace,
no quiero nada con la muerte.

Si no pudimos ser unánimes
moviendo tanto nuestras vidas,
tal vez no hacer nada una vez,
tal vez un gran silencio pueda
interrumpir esta tristeza,
este no entendernos jamás
y amenazarnos con la muerte,
tal vez la tierra nos enseñé
cuando todo parece muerto
y luego todo estaba vivo.

Ahora contare hasta doce

y tu te callas y me voy.

 

 

Autor: Pablo Neruda
Poema: A Callarse
Edición: Estravagario. Buenos Aires, Losada, 1958.

 
 
     
 
 

Interprete: Julieta Venegas
Compositor:
Julieta Venegas
Titulo: A Callarse (letra)
Álbum: Neruda en el Corazón, BMG, 2004

---------------------------------
Farewell

1
Desde el fondo de ti, y arrodillado,
un niño triste, como yo, nos mira.
Por esa vida que arderá en sus venas
tendrían que amarrarse nuestras vidas.
Por esas manos, hijas de tus manos,
tendrían que matar las manos mías.
Por sus ojos abiertos en la tierra
veré en los tuyos lágrimas un día.
2
Yo no lo quiero, Amada.
Para que nada nos amarre
que no nos una nada.
Ni la palabra que aromó tu boca,
ni lo que no dijeron las palabras.
Ni la fiesta de amor que no tuvimos,
ni tus sollozos junto a la ventana.
3
(Amo el amor de los marineros
que besan y se van.
Dejan una promesa.
No vuelven nunca más.
En cada puerto una mujer espera:
los marineros besan y se van.
Una noche se acuestan con la muerte
en el lecho del mar).
4
Amor el amor que se reparte
en besos, lecho y pan.
Amor que puede ser eterno
y puede ser fugaz.
Amor que quiere libertarse
para volver a amar.
Amor divinizado que se acerca
Amor divinizado que se va.
5
Ya no se encantarán mis ojos en tus ojos,
ya no se endulzará junto a ti mi dolor.
Pero hacia donde vaya llevaré tu mirada
y hacia donde camines llevarás mi dolor.
Fui tuyo, fuiste mía. Qué más? Juntos hicimos
un recodo en la ruta donde el amor pasó.
Fui tuyo, fuiste mía. Tú serás del que te ame,
del que corte en tu huerto lo que he sembrado yo.
Yo me voy. Estoy triste: pero siempre estoy triste.
Vengo desde tus brazos. No sé hacia dónde voy.
...Desde tu corazón me dice adiós un niño.
Y yo le digo adiós.

 

 

Autor: Pablo Neruda
Poema: Farewell
Edición: Crepusculario. Santiago, Ediciones Claridad, 1923.

 
 
 
Interprete: Joaquín Sabina
Compositor:
Joaquín Sabina
Titulo: Amo el Amor de los Marineros (letra)
Álbum: Neruda en el Corazón, BMG,2004
 
 
     
 
     
 
     
 
     
 
     
 
 
 
 
     

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Luis Leante: Veinte deflagraciones para fusilar a un enemigo del sistema educativo español

Luis Leante: Veinte deflagraciones para fusilar a un enemigo del sistema educativo español

Veo que Luis Leante también se ha hecho bloguero, le visito y me encuento con esta sorprendente entrada. A Luis le conocí en una noche de calor y cervezas en Sevilla. Desconozco los detalles del conflicto al que hace referencia, pero siendo él lo correcto que es, algo serio debe ocurrir en la Conselleria de Educación Valenciana.

El asunto viene de esta la entrada de Luis Leante en su blog, en la que decía:

"Cuando hace ocho años Philip Roth publicó esta “mancha acusadora”, algunos pensaban que nuestro sistema educativo nunca podría llegar a los niveles del norteamericano. Siglos de tradición humanística, sentido común y cierta dosis de optimismo nos hacían pensar así. Pero, en menos de una década, la crítica que la novela hace al sistema educativo norteamericano es como un eructo de bebé comparado con la cloaca social en que se ha convertido la enseñanza en nuestro país, y especialmente en algunos de nuestros reinos de taifas. Leyes, contraleyes, decretos y contradecretos; jefes, jefecillos, tontucios y tontos del culo han copado los puestos de la sala de control y la nave de la enseñanza cruza los rápidos del siglo XXI gobernada por aquellos que en el aula fueron profesores mediocres y en los despachos enmoquetados son déspotas, resentidos, prevaricadores, amiguistas, mafiosos, clientelistas, presuntos delicuentes y fabricantes de leyes que perpetúan y legitiman sus delitos. La obscenidad se ha hecho dueña de los despachos, y entre los méritos para ascender tiene más peso la felación o sodomía al jefecillo de turno, que años de experiencia docente y compromiso con un trabajo para el que realmente hace falta vocación. Que cada palo aguante su vela."

De los múltiples comentarios que observo, me llama la atención el comentario de Vargas: "Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el maestro Luis Leante había de recordar aquella tarde remota en la huerta de Mula.
En la casa de JJ, congestionados los comensales por la butifarra, las migas hechas a dos manos por J., los poemas recitados por JF, el vino, la agudezas de P. o las naranjas peladas con los dedos, hubo hasta quien se atragantó de la risa y la nata cuando alguien mencionó el artículo de marras, el informe solicitado a la directora y el expediente indisciplinario a modo de respuesta.
Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento que acababa de realizar la descarga, el maestro Luis Leante miró con la paciencia que le habían proporcionado demasiados cursos académicos la cara estupefacta de sus verdugos. Ninguno de ellos podía comprender por qué sus disparos, efectuados con fusiles en perfectas condiciones, no habían derribado al reo. Y menos aún si se tenía en cuenta que ellos mismos habían puesto en las recámaras las valas.
Tampoco el jefe del pelotón alcanzó a entender la causa por la que le resultó imposible rematar al condenado con su rebólber."

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres